Gerhard Illi

El Monumento

Un poema sinfónico para batería y electrónica

 

La portada exterior

El edificio

Lo primero que cautiva la atención del viajero que se acerca a Castaño del Robledo es un edificio extrañísimo. A primera vista parece una catedral en estado ruinoso, cosa aún más rara en un pueblo de apenas 200 habitantes. Para aumentar el misterio, se trata de la iglesia nueva. Su obra empezó en 1788 y se dejó sin terminar en 1794 por falta de fondos, seguramente un producto de la megalomanía del proyecto (¡Castaño tenía entonces 870 habitantes!). Tras el abandono se utilizó como cementerio hasta 1952. De 1992 a 1994 se restauró el edificio terminando el techo y poniendo la cúpula. En la actualidad se destina a usos culturales como conciertos y teatros. Más información se encuentra en mi página de Castaño.

El concierto

El "Monumento" me sedujo desde el primer instante. Me tentaba la idea de escribir una obra inspirada en su historia, jugando con su sonido y su arquitectura. Después de varias meses de preparación musical – hubo que buscar los sonidos adecuados para interpretar su historia de una manera lo más "visual" posible – llegaba el gran momento. El día 23 de agosto de 2006 se pudo estrenar el "Concierto para una Catedral Inacabada". En esta obra se presentaba por primera vez al público mi concepción de la integración e interacción de los tañidos de la batería acústica con los sonidos procedentes de la batería eléctronica y del sampler. Sin embargo durante los años siguientes busqué una compenetración aún mayor probando distintas configuraciones de mi instrumentario. El resultado fue "El Monumento – un poema sinfónico para batería y electrónica", estrenado el 27 de marzo de 2010.

 

El contenido de esta p�gina requiere una versi�n m�s reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Los movimientos

El concierto consta de 11 movimientos que cuentan la historia del edificio desde el comienzo de la obra hasta el día de hoy. No están separados por pausas intermedias. La estructura sirve de guión para encauzar el desarollo de la obra sin determinar su interpretación. En todo momento deja la plena libertadad a la ejecución. Los movimientos son más bien recetas para la creación de ambientes sonoros que inducen al oyente a imaginarse la historia del tan emblemático edificio.

  1. La Catedral
  2. El campo
  3. La obra
  4. El abandono
  5. El cementerio
  6. La erosión
  7. La guerra civil
  8. Ese extraño edificio
  9. La restauración
  10. Una realidad cultural
  11. La Catedral

La portada interior

 

La crítica

La batería monumental de Illi

“Concierto para una Catedral Inacabada” Plaza de las Pasiegas, Granada, viernes 27 de junio 2008

 

El magnífico percusionista Gerhard Illi, nacido en Lucerna en 1949, nos volvió a sorprender tras su participación en el FEX en la pasada edición con su obra 'Liliaturas'. Esta vez por partida múltiple, pues tras haber ofrecido durante la sema­na su concierto didáctico 'La Batería, su desarrollo y evolución', en diferentes barrios de Granada, y hacer las delicias de los pequeños y mayores con su original propuesta que ha paseado por toda Andalucía con 'Abecedaria', nos sorprende de nuevo con un concierto a forma de poema sinfónico de más de una hora de duración.
Tras haberse formado como baterista clásico y jazzístico y haber estudiado improvisación y composición con medios electrónicos y tocado batería desde hace más de 40 años, Illi es un fenómeno de la percusión, quizás la batería normal se le hizo pequeña hace mucho tiempo y ha estado indagando y buscando nuevas técnicas para hacerla evolucionar, así llega a esta hiperbatería o batería extendida que está formada no sólo por los elementos propios del instrumento sino por todo un escaparate de nuevos timbres con instrumentos acústicos étnicos, como un pequeño set de 'bonang' procedente de Indonesia, multitud de platos y platillos, percusión electrónica con 'samplers', que dispara a su antojo añadiendo sonidos imposibles de conseguir con una batería tradicional. Pero, sobre todo, con muchas ganas de tocar y de llegar a un público que le ovacionó como no podía ser menos.
En el concierto que presentaba aquí y que está editado en cedé, 'Concierto para una catedral Inacabada', interpretó 'La Catedral', con citas de Toccata, de la 'Toccata y Fuga', de Bach para órgano; 'El campo', con sonidos de la naturaleza; 'La Obra', con sonidos industriales; 'El abandono', con atmósferas más electrónicas y espaciales; 'El cementerio', con sus fantasmas electrónicos; 'La erosión', más aleatorio; y 'La guerra civil', con pasajes marciales propios del tema y que hacían referencia a fusilamientos.

Influencias. La obra discurrió, como sólo sabe Illi realizar, por un sin fin de colores tímbricos, de atmósferas experimentales y contemporáneas, con sus influencias del jazz, de la música caribeña y calypso, del Tíbet. En fin, todo un viaje sonoro por el que deambuló sin un momento de descanso. Quizás para hacer crecer esta obra aún más y conseguir un espectáculo multimedia total, se podrían añadir imágenes que acompañasen el arriesgado discurso musical, e incluso disponer de cámaras en vivo que sigan de cerca las habilidades portentosas del solista. Es un gran placer y siempre un lujo poder disfrutar de las hazañas sonoras de este fantástico músico que nos ofreció un concierto monumental, como no podía ser menos tratándose de él y del marco de tan estupenda plaza.

 

La Opinión de Granada, 29 de junio de 2008

 

En la plaza de Catedral de Granada