Gerhard Illi

Recortes

 

Foto de Raquel Clausí
Foto de Raquel Clausí, Granada 2008

 

Poesía musicada (1. Jornadas de Posía Experimental de Euskadi)

Una celebración de la percusión como método ancestral de comunicación con esferas superiores de conciencia. (LEM 2004)

Como si de un cuento se tratase, se desarrolla una historia musical, cada concierto una diferente, de manera que se traslade al espectador a un mundo desconocido, lleno de sonidos a veces familiares, a veces nuevos y extraños. (Aracena, 22 abril 2004 – Europa Press)

Con sus pies descalzos y los ojos cenados, Illi consiguió una atmósfera insólita mezclando los sonidos de la batería acústica con los de los módulos electróni­cos. Un misterio es de dónde saca Illi brazos para abarcarlo todo. (La Opinión de Granada, 25/06/2007)

The CD was excellent! Very creative and musical! (Dom Famularo)

El Gandalf de la batería. (Isla Mayor, 20/05/2006)

 

Foto de J.C. Montoya
Foto de J.C. Montoya, Granada 2008

 

 

FEX. “Liliaturas” en la Fuente de las Batallas

La superbatería de Illi

Todo un espectáculo sonoro el que ofreció el magnífico percusionista suizo Gerhard Illi, nacido en Lucerna en 1949. Este singular músico es una de las voces más originales e independientes del panorama musical de la percusión a nivel internacional. Es propio de los baterías que tengan un repertorio adecuado a su principal instrumento, pero en el caso de Illi demuestra, además, ser un compositor con tal originalidad de timbres, estilos, contrastes dinámicos, contrapuntos rítmicos, polifonía en algunos casos y por supuesto, polirritmia, que hace que su instrumento se convierta en todo un arsenal de sonidos que van desde el Caribe de sus `steel drums', a sus bonangs en miniatura de Indonesia, pasando por los sonidos del santur persa y todos ellos producidos con su set de batería reforzada por numerosos platos de todos los tamaños, sus sonidos sampleados de sus baterías electrónicas, etc., etc.

Illi demostró tener cuerda para rato y desde que se sentó para comenzar el concierto no paró ni un momento, pasando como si de un viaje sonoro se tratase por todo tipo de ritmos de diferentes procedencias del globo sin dejar un momento de perder la atención del público, que se deleitó durante todo el concierto de toda una variedad tímbrica que nunca antes se había visto en el repertorio de un baterista. Su largo recorrido por todos los estilos propios del instrumento le han llevado a ganar premios entre los que destacan el de Free Jazz del Festival de Zurich, o sus actividades en España tanto en el campo de la didáctica de la música, con charlas-concierto, como su aportaciones a las nuevas formas de expresión vinculadas a la vanguardia y a la música experimental, como son sus apariciones en el festival Confluencias, que era una ventana hacia todo una campo de la música que no tiene muchos escaparates, sobre todo en Andalucía, y que desgraciadamente ha deja­do de existir este ario.

Illi consiguió demostrar que su batería es un superinstrumento y que es todo un hombre-orquesta, capaz de entonar melodías con sus parches electrónicos mientras hace un contrapunto rítmico con su percusión acústica. Además de hacer las delicias del público, hizo que hasta los más pequeños disfrutaran de una música jamás antes interpretada en una batería y lo que es más, que este instrumento que habitualmente es el más ruidoso de la percusión, se convirtiera en toda una variedad de sutilezas sonoras a veces rozando la dinámica más callada en miniaturas sonoras de carácter improvisatorio, a las que el público ofreció no ya su máxima atención sino el más respetuoso silencio.

No está nada mal, por no decir que es un milagro, el conseguir esto de los ocupados transeúntes de una zona tan urbana y no poco ruidosa que por una hora se convirtió en sala de con­cierto. ¡Bravo! (La Opinión de Granada, 26/06/2007)

 

 

Foto de Pedro Dieriker
Foto de Pedro Dieriker, Fuenteheridos 2008

 

No se pierdan las actuaciones de batería sola de Gerhard Illi, se asombrarán (Juan Jesús García / Ideal 23/06/2007 (Granada)

Batería de sonidos imprevistos: El batería suizo Gerhard Illi consigue multitud de extraños sonidos (20minutos Granada 25/06/2007)

Illi que ya participó el año pasado en el FEX consigue sacar de la batería los más insospechados sonidos y fascina la público con su virtuosismo al frente de este instrumento (La Opinión de Granada 24/06/2008)

Illi nos dejó maravillados con su show, entre la vanguardia sonora y el ritmo imposible. Con una pequeña batería (con un buen montón de elementos digitales) repasó esbozos de sus piezas «FROM ILLINOISE WITH LOVE» y un pequeño resumen de su «CONCIERTO PARA UNA CATEDRAL INACABADA», creemos que la parte en que se llevan a cabo los fusilamientos en el interior del Monumento de Castaño del Robledo... Simplemente fascinante. (Arterial, 29 de julio de 2008)

Su última obra es  el poema sinfónico Concierto para una Catedral Inacabada. El concierto consta de 11 movimientos que  cuentan la historia de la Iglesia nueva de Castaño del Robledo (su obra empezó en 1788 y se dejó sin  terminar en 1794 por falta de fondos). Los movimientos son más bien recetas para la creación de  ambientes sonoros que inducen al oyente a imaginarse la historia del tan emblemático edificio. (Eutopia ’08 Córdoba)

Un concierto en el que la percusión se mezcla con bases de música electrónica, en una experiencia singular de fusión sonora. (Eutopia ’08 Córdoba)

 

Foto de Io Cassini
Foto de Io Cassini, Barcelona 2004